Defensores/as en el proyecto
Defensores > Adriana Diosa Colorado > Paso por el proyecto
miércoles, 16 de octubre de 2013
Última entrega de "Poemas para el Respiro".
Con estas dos poesías finalizamos las entregas de "Poemas para el Respiro", laserie de 5 poemas escritos por Oscar Manuel Zuluaga Uribe en el transcurso de su estancia en la casa de respiro de DEFENRED.

Esperamos que disfrutéis de estas bellas palabras que el juglar compuso en La Cabrera.


Para Adriana María, Mi Diosa
Diosa de mis noches, dulce compañía
Alegría niña, susurros del mar
Refugio en las tardes, camino en el día
Agua en las montañas, frescura polar.
 
Diosa de mis sueños, ternura festiva
Risa desgranada, luz de carnaval,
Canto de sirena, flor de siempreviva
Para conjurarme las flores del mal.
 
Diosa de Colombia, viajerita guía
Estrella en la noche de mí trasegar
Fuente de locuras y de poesía
Quiero en tus cabellos volverme a trenzar.
 
(La Cabrera, Sierra norte, España, julio de 2013)
 

Para Víctor Manuel, Mi Hijo
¡Cómo has recobrado el canto
Y el brillo de la niñez
La madurez del asfalto
El pensar, la intrepidez ¡
_La dureza del basalto_.
 
¡Cómo has recobrado el canto
La música, su virtud
La utilidad del esparto
El embrujo del laúd ¡
_De tanto en tanto_.
 
¡Cómo has recobrado el canto
Y su profunda inquietud
El encanto del teatro
Tu fuerza de juventud ¡
_Perfumes del alicanto_
 
Como recobraste el canto,
La luz del amanecer
Y el brillo del amaranto,
Volverás a florecer.
_Los misterios, el encanto_
  
(Sevilla, España, a orillas del Guadalquivir, julio de 2013)
 

La Extrema Dura
Don Pablo de Alcántara, de la Extremadura
Doña Diana el lirio del trópico alegre:
Campesinos modernos
De raigambre antigua,
El Pablo y la Diana,
Cultivan la piedra milenaria
Y velan sus sueños
Y el del alcornoque.
 
Con levedades de corcho
La ternura acaricia el encinar;
La huerta devuelve sus amores
En frutos de colores
Y la solidaridad aboga
Por la independencia
Y la dignidad.
 
¡Noches de incomparables estrellas
Del campo de Extremadura
Donde la luz de la noche
Y la luna
Unidas al camino trasegado
Endulzan la vida dura; ¡
Callados monolitos
De piedra milenaria
Que parecen mirar el ardiente pasar
Del anhelo
De la vida justa y digna;
Quemados troncos de alcornoques eternos;
Retumbar de bellotas contra el suelo
Que guardan el recuerdo
De aquellos campesinos
Que en busca de mejores
Horizontes
Partieron hacia América, sus ríos y sus montes…
 
Florecer de la vida
Que da vueltas,
La vuelta y la partida
La llaga, la cura, la herida,
El camino matutino del destino,
El romero sembrado en la pobreza,
El amor florecido en su riqueza…
 
La Extremadura madura y crece.
 
 
(San Vicente de Alcántara, Extremadura, España julio de 2013)



En Berzosa del Lozoya
Para Víctor y Carmen el sol
Para Carmen y Víctor la luna
Las maracas, el tiple y el son,
La represa de piedra y laguna…
 
El silencio refrescante
Del espíritu anhelante
En la falda de la sierra
Los arropa;
 
El trabajo que se interna en el cuarto
O el cacareo distante
O el trino roto en el cerezo
O el olor del brezo
Los encierra…
 
La pintura de la hija
En la pared,
La melodía del piano
En el violín de la infancia
La sed de dulzura
Y la ternura
El libro abierto
Les abre el vuelo…
 
Un albergue quizás,
La paz interna,
La linterna de búsqueda
La vida…
 
Para Víctor y Carmen el sol
Para Carmen y Víctor la luna
Las maracas, el tiple y el son,
La represa de piedra y laguna…
 
 
(Berzosa del Lozoya, Sierra Norte de Madrid España, Julio de 2013) 



La miel y el viento
La casa blanca
Sobre roca firme
Brilla en las cercanías
Del Pico de la miel.
 
Fuerte como el granito
Dura como el granito
La casa blanca
Sobre roca firme
Suave como la miel
Brilla en las cercanías
Del volcánico
Pico de la miel.
 
Allá, en las lejanías,
El sol que nace,
La luna que muere,
Marcan el largo periplo del día
Transcurrido
Entre el amor maternal
El gusto por la fauna y la flora
La amistad que aflora
El cariño paterno
Y la búsqueda incesante
En las mentes infantiles,
Adultas, juveniles,
Tocadas por la inquietud del  sondeo
Y la quietud
De la noche.
 
Y en la quietud
Del día o de la noche
El silbo del viento español
Sobre los muros
O el poético silbo
En los estantes…
 
 
(La Cabrera, Sierra Norte de Madrid, España Julio de 2013)